27 jul. 2010

Sobre tus faldas

Si bien estamos invierno y la niña nos obliga a abrigarnos cada vez mucho más, no tenemos porque olvidarnos de nuestra faldas y dejarlas en la relegada maleta de ropa de invierno (mi mamá es la precursora de las maletas con ropa de otra temporada). A despojar las faldas de la maleta se ha dicho y a usarlas todo el año! Este fin de semana lo probé (admito que hasta ese momento el ánimo no me daba) y me encantó. Si uso polos extra large con leggins únicamente, ¿por qué no intertarlo con faldas? No logré posterizar el look en una imagen pero les aseguro que tendré cientos de oportunidades más porque este invierno mis faldas salen de la maleta.


Algo así usé fue lo que usé... Un polo básico, la faldita, un cardigan encima, el abrigo negro que amo y se ha convertido en la pieza clave de mi armario, panties, cartera, chalina y listo!


Les dije que amaba el rosa ¿no? Un tutú romántico, crop top melón clarito, unas panties con pequeños corazones (no se notan bien), las balerinas oh yeah para acompañar al tutú... Ese bolso lo vi en la tienda esa de segunda en Pueblo Libre (bueno, uno parecido, tengo que comprarlo YA)



Este es mi collage favorito, aún no consigo todas las copias Limeñas, pero lo haré.


Fotos: Topshop, Forever21

26 jul. 2010

Camel

Esta temporada el camel lo es todo. Ando buscando mi capita camello para conquistar las calles de la ciudad Limeña, mientras tanto estas fotos son toda una inspiración.

Camel y jean, ¿no les dije que el jean iba con todo? El camel no era la excepción



Marrón, camel y negro... todo es posible. Oh si, esa capa tiene que ser mía.


Lista para trabajar, la correa acentúa todo el look y no son geniales los flecos en el bolso. Love it!


Lo que anhelo tener es...

Este bolso Balenciaga, imitación claro.


Este blazer de Topshop.




Fotos Vogue.es, Topshop

23 jul. 2010

Cause Pink is my favorite crayon

Y no solo porque lo dice Steven Tyler sino porque para mi el rosado siempre fue el mejor. Siempre tuve una inclinación desmedida por el rosado. Este querido color está bien instalado en las paredes y el cubrecama de mi cuarto. No, no estoy loca simplemente me encanta. Si crees que el rosado es un color muy de niña, pues mira otra vez. Aquí una nueva propuesta...


Crop top, faldita de jean, un body para las friolentas como yo, un PALE PINK blazer, unos booties de medio taco y esta hermosa cartera. Pretty in pink, oh yeah.



Y para darle mayor protagonismo a mi rosado bello, el esmalte de uñas...

Hay rosado para todos.

Fotos: Topshop, OPI.

22 jul. 2010

Denim para ti, Denim para mi, Denim para todos.

Cuando era pequeña y mi querida madre aún tenía el poder sobre mi guardaropa usaba una camisa denim (o de jean) que combinaba perfectamente con oh la la otra prenda de denim: mi pantalón. Por mucho tiempo odié esa combinación, sobre todo porque era algo impuesto y no algo que yo elegí usar. La camisa denim pasó al olvido junto con el poder de mi madre sobre lo que debía de usar.

Tenía unos 13 o 14 años y volvió el denim a mi vida, esta vez se trataba de un jean Milk (un minutos de silencio para esta marca que tanto amé) y una casaca de jean que usaba día y noche. No miento al decir que lo usaba siempre, adoraba usar mi pantalon de jean con mi casaca de jean y, además, adivinen... una cartera de jean. Oh, buenas épocas. Lamentablemente, luego de unos años odié tanto denim junto y regresé a solo usar un pantalón de jean. Creo que todos amamos el denim. Queremos salir, vernos bien y sentirnos cómodos, la salida sencilla y práctica: un jean. Esto es algo que sigo haciendo, amo mis jeans, a unos más que a otros eso sí. Ellos saben cuál es el favorito y, sin embargo, no se vengan haciéndome ver mal... siempre quedan bien.

Luego de una larga reflexión sobre el denim y cuál ha sido su rol en mi vida, regreso al punto de este post: larga vida al denim. Creo que todos nos hemos dado cuenta que el denim volvió y con fuerza. Hay chalecos, pantalones, blusas, camisas, carteras, faldas y más. Es cuestión de saber como llevarlo, combinarlo, sentirse cómodo(a) y crear nuevas apariencias.

El denim (aunque suene medio cursi o idiota) siempre estará con nosotros, ahora mismo yo deseo tener de vuelta esa camisa que mi madre me hacía usar... amarla y usarla hasta que sus compañeras blusas en el armario estén celosas.


Agrégale unas leggins o unas panties a tus shorts de jean ya que este frío lo amerita...


Willabelle Andy T


Jean con un vestido o denim con denim, todo vale.


Twenty & twelve D & G

Otra cosita: A veces las camisas de jean en las tiendas por departamento u otras tiendas de costura Peruana son medio caras. La solución es (si no eres eticosa) ir a las tiendas de ropa de 2da ya sea el mercado de surquillo, los comerciales al final de la av. Grau o a una tienda que está entre Bolívar y Sucre en Pueblo Libre. Eso o buscas en el armario de tu madre o abuela, por ahí deben tener algo.


Fotos de ELLE.es y Lookbook.nu

21 jul. 2010

Quiero, quiero, quiero

En uno de los tantos recorridos por la web, encontré 5 cosas que quiero, quiero y quiero tener. Haré el intento por encontrar su parecido acá en mi querida Lima.

Un sexy bustier como este, de ensueño...

Por Rosa Chan


Un clutch como este para pelearme con el cada vez que quiera meter TODAS mis cosas...

Por Celestina


Un nuevo blazer blanco, porque el mío ya pide chepi...

Por Bimba & Lola

Otra carterita más, un rosa pálido lindísimo y genial para el invierno...

Por Maarni


Y estos botines, oh sí, estos botines. Muero feliz y que me entierren con ellos...


Por Givenchy

Fotos: Vogue.es

Hello world!

Dentro de mi atariada vida, entre libros, copias, spots, ideas, pañales, juguetes, horarios de oficina y un largo etc.; encontré o, mejor dicho, redescubrí un gran amor. Este gran amor siempre estuvo conmigo, aunque medio limitado al principio porque dependía de otros para alimentarlo... ahora (y desde hace un par de años) depende solo de mí hacerlo crecer. El bolsillo muchas veces me ajusta pero se trata de hacer lo que se puede ya que, como muchas lindas chicas limeñas, estoy enamorada de la moda.

Tal vez (no no, estoy segura) la pereza, la flojera o sobre todo el poco tiempo libre del que dispongo hizo que este proyecto tan mío fuera haciéndose cada vez más lejano, pero ahora, y con toda la decisión del mundo, me dispongo a hacer público que yo ACO o aquito, aquillo y todos sus derivados (como me dicen casi todos) tengo ahora mi propio fashion blog. Solo queda decir, enjoy.

Parece que este invierno (el peor de todos hasta ahora) me inspiró.